Miguel Ángel Heredia Díaz

Icono

Blog del Secretario General del PSOE-A de Málaga

En punto muerto

Estos presupuestos generales del Estado iban a ser las cuentas de la recuperación económica, pero se confirman como los presupuestos de la desigualdad. Para provincias como la nuestra, las cuentas que entraron en el Congreso la pasada semana, nos dejan en punto muerto.

La capacidad inversora de las administraciones públicas se ha visto lastrada por la falta de ingresos a causa de la caída de la actividad económica, la cual necesita políticas de gasto para activarse. Es un círculo económico que debemos romper. Que estemos en un contexto de reducción de la inversión pública no obliga a que el Estado se aferre a la contención del déficit como la política económica para la recuperación. Es más bien lo contrario. Necesitamos políticas expansivas, y si bien es demagógico pedir que se recuperen niveles de inversión anteriores, estas cuentas no son nada expansivas para provincias como la de Málaga, que debe estar precisamente entre las locomotoras de la recuperación.

Eso no lo ha entendido el Partido Popular con estos Presupuestos Generales para Málaga. Si miramos los proyectos, si miramos la posición de la provincia respecto a otras economías menos dinámicas, si miramos el repunte, estas cuentas son un freno para la recuperación. El partido del Gobierno no ha entendido que Málaga puede contribuir a la recuperación si recibe inversiones, si activa el sector de la obra pública, si potencia sus infraestructuras, en las cuales se han invertido más de 7.000 millones de euros en los últimos 15 años.

Éstos no son los presupuestos que necesitan Málaga, nos colocan como provincia 15 en inversiones, por detrás, por ejemplo, de casi todas las provincias gallegas. Estas cuentas están un 60 por ciento por debajo de la media inversora en la última década y media. Y si bien es justo reconocer que aumentan respecto al año anterior, más de un tercio va destinado al proyecto del AVE a Granada.

Comprobamos que existe una evidente falta de empuje político a proyectos planteados por los socialistas en anteriores gobiernos -baste recordar el anillo ferroviario, las mejoras en carreteras como la antigua 340, el soterramiento de las vías del tren del Puerto de Málaga, por ejemplo- y a nuevos proyectos que generen puestos de trabajo, oportunidades para los malagueños y malagueñas.

Estos presupuestos no son los que generan empleo y responde a los 200.000 parados de nuestra provincia. Resulta evidente el escaso liderazgo del PP provincial en la defensa de los intereses generales de la provincia, pero sobre todo, su falta de visión estratégica.

Con estos presupuestos no hay futuro inmediato, directamente podemos afirmar que el PP ha puesto la locomotora económica de Málaga en punto muerto. No hay dinero: ni para anillo ferroviario, ni para mejorar atraque de cruceros, ni para el soterramiento del tren del puerto, ni para convertir al de Málaga en un gran aeropuerto de conexiones internacionales. Es decir, no hay dinero para proyectos transformadores, dinamizadores, estimulantes. Nos preguntamos: ¿qué proyecto de provincia tiene el Partido Popular ahora en el Gobierno cuando deja migajas inversoras y concentra el dinero en comunidades gobernadas por el propio PP? ¿No ven que son los grandes proyectos de infraestructuras los que tiran de la economía? ¿Saben cuánto destinan estos presupuestos para el ministerio de turismo? Cero euros. Entendemos los momentos, pero no entendemos las decisiones del PP.

Málaga se queda esperando de nuevo esa chispa presupuestaria para activar su economía. Estamos en niveles presupuestarios por debajo de la “era Aznar”, sin programaciones, sin previsiones de futuro y sin proyectos de consenso. ¿Qué le pedimos al PP? Que en el trámite de enmiendas se tome más en serio la situación. La provincia no puede estar cuatro años en punto muerto. Porque mucho nos tenemos que la gran mayoría de estas partidas se queden por ejecutar y llenen de nuevo los papeles del presupuesto de 2016. Reitero siempre el ofrecimiento del PSOE para activar una defensa común del interés general de la provincia. Y en materia presupuestaria los socialistas demostramos que cuando hubo que decidir y apostar, el Gobierno apostó por Málaga.

Son cuentas que contribuyen al avance de la desigualdad social. La legislatura del PP nos dejará 700.000 parados más, la deuda disparada hasta el 100% del PIB anual y el récord europeo en crecimiento de la brecha entre ricos y pobres. Rajoy baja impuestos a los ricos, mientras rebaja ayudas y prestaciones a los demás.

Las cuentas de Montoro para 2015 benefician al 10% de la población y perjudican al 90% restante. Con la reforma fiscal se dejarán de ingresar 9.000 millones de euros, pero eso no servirá para frenar la tijera del PP. Se prevén 7.000 millones de euros de recorte en 2015 en Educación, Sanidad y Servicios Sociales.

En 2015 tendremos 400.000 ocupados menos, espera el Gobierno. Sin embargo, el gobierno reducirá la partida para desempleo un 15%. Los 4.500 millones de euros de ahorro servirán para compensar la reforma fiscal para ricos y grandes corporaciones.

Es posible enmendar el camino. Si hay voluntad, 2015 no será otro nuevo año perdido.

(Artículo publicado en Diario Sur)

Archivado en: General

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 3.791 seguidores

Mi Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Algunas fotos

Más fotos
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.791 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: